domingo, 6 de abril de 2014

Una cosa o altra

     Este fin de semana hay un acto para recordar a los poetas que Pinoso dio décadas atrás. Entre ellos Simón el del Carche, del que me cuentan una anécdota con chicha.
     Simón fue carnicero en la pedanía yeclana durante muchos años. No era una carnicería en toda regla, sino que mataba una cabra a la semana y la vendía en su casa. En el Carche, pedanía de Yecla, con pocos habitantes, había dos carnicerías, una en cada "barrio" por mor de estar separados por la rambla. Tomasa, una parroquiana que en esa ocasión no disponía de mucho dinero fue a comprar algo de carne. Y pidió que en un cuarto de kilo su compra semanal llevara un poco de hígado y si podía ser que le entrara una punta de chaleco. A lo que Simón, con la carne en la balanza y viendo que se pasaba en la pesada, le espetó.
     Tomasa, si te clave la punta, te saque el fetge.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada