jueves, 1 de noviembre de 2012

El responso

Ne recordéris peccáta mea, Dómine.
Dum véneris iudicáre sæculum per ignem.

Dírige, Dómine, Deus meus, in conspéctu tuo viam meam.
Dum véneris iudicáre sæculum per ignem.

Réquiem ætérnam dona ei (eis), Dómine, et lux perpétua lúceat ei (eis) .
Dum véneris iudicáre sæculum per ignem.

Kyrie, eléison, Christe, eléison. Kyrie, eléison.

     Esta es la letra del responso solemne que he cantado hoy día 1 de noviembre, Todos los Santos, en la inauguración de la ampliación del Cementerio "Mare de Déu del Remei" (que así se ha bautizado), en el año del centenario del actual. Pascual Doménech inauguró en 1912 y Lázaro Azorín la ampliación en 2012.
     Este responso se lo escuché muchas veces cantar a mi padre Quitet, hijo de Quito "el Sacristà" que lo cantaría-a su vez- un fum de voltes a lo largo de su vida. Me gustó siempre la solemnidad del mismo y el juego de voces que lo cantan. Y he tenido la ocasión de sumarme, como heredero del abuelo Quito y mi padre Quitet, no en vano soy el que por cuarta generación llevo el mismo nombre y el mismo apellido. José Luis Jara que era quien lo cantaba con el coro, no podía asistir a la misa de Todos los Santos donde se canta el Ne recordéris, y he tenido la oportunidad por vía de la sustitución.
     Lo he cantado como mejor he sabido, poniendolo todo, pero no es fácil hacer los solos a capella. Es un responso que los mayores conocen y no admite fallo. Lo he dedicado en mi interior a mi abuelo, a mi padre, a todos los difuntos que tenemos en el cementerio.
     Y lo que si pone los pelos de punta es lo que dice la letra. Como se canta en latín, no acabas de entender lo que expresa.  Pero cuando te lo preparas para cantarlo, indagas sobre lo que vas a cantar, y espeluzna. Ahí va la traducción:

No te acuerdes, Señor, de mis pecados.
Cuando vengas a juzgar al mundo por medio del fuego.
Señor, Dios mío, dirige mis pasos en tu presencia.
Cuando vengas a juzgar al mundo por medio del fuego.

Concédele (s), Señor, el descanso eterno, Y que le (s) alumbre la luz etema.
Cuando vengas a juzgar al mundo por medio del fuego.
Señor, ten piedad, Cristo, ten piedad, Señor, ten piedad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada