sábado, 12 de octubre de 2013

Parlem del vi

     Viendo el deambular de tractores cargados de uva, algunos con la urgencia del pedrisco, recordé cuando en Telepinós se emitía un programa titulado Parlem del vi. Lo presentaba yo y tenía periodicidad mensual. Estuvo en antena un par de años.
     En animada tertulia, técnicos (Paco Escandell), enólogos, cosecheros, agricultores, presidentes de cooperativa y de asociaciones con el vino por bandera, hablaban sobre la problemática del sector, espectativas de futuro, tratamientos para la viña, lineas de subvención,... lo que se terciaba.
     El/la pinosero/a de a pie, al que nunca le falta un trago de vino en su mesa diaria, cuando me veía por la calle, me animaba a que siguiera el programa. ¡Al menos una vez al mes se habla del vino!, decían. Me felicitaban por presentar el programa, por darle juego a los contertulios, ya que yo (lo reconozco) era siempre el que menos entendía y sabía de vino de todos los que se ponían delante de las cámaras de nuestra televisión local.
     Y llegó un día en que se terminó el programa. Y lo voy a contar. La bodega de Pinoso contrató por aquellas fechas a un gerente, que en la actualidad ya no está en la cooperativa. Este señor llegado el momento de invitarle al programa para formar parte de la tertulia del mes, me espeta que le mande una relación de las preguntas que le iba a hacer en el programa. Aunque casi se me cauen els budells, con toda educación le comunico que hasta el momento no lo había hecho con ningun/a otro/a participante en el espacio televisivo y que no pensaba en cambiar. Que el programa fluía con soltura con las aportaciones de cada uno/a y las aclaraciones que entre ellos/as se hacían ante las discrepancias. Entonces me contestó que por parte de la bodega, de nuestra bodega, no asistiría nadie al programa. Esa tarde se grabó sin presencia de nadie de la cooperativa, y se emitió (como siempre se hacía) a las pocas horas en la programación del día. Hablé con el presidente manifestando mi extrañeza ante ese cambio de rumbo y en principio no lo entendía tampoco, pero al mes siguiente cuando me dirigí a él para que participara un directivo, o él, o quien designaran, me arguyó la misma premisa de saber las preguntas a priori. La evidencia era que el gerente les había convencido y comunicado su "miedo" ante la tertulia y sus consecuencias. Me quedé de piedra hasta el punto que suspendí la grabación/emisión de un programa más de Parlem del vi. ¡Se acabó! No me cabía en la cabeza que un programa que hablara de nuestro vino no tuviera a ningún representante de la bodega más grande de la denominación de origen Alicante, nuestra Bodega Cooperativa de Pinoso, fundada en 1932.
      No quise meter el dedo en la llaga, del porqué de aquellos temores, pero pasado el tiempo, creo que algo tendría que ver con la subvención millonaria que año tras año recibían de las arcas municipales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada