sábado, 9 de marzo de 2013

Sindobandros, de ellos

     "La indemnización que se pactó fue en diferido y como fue una indemnización en diferido, en forma efectivamente de simulación..., de simulación o de lo que hubiera sido en partes de una..., de lo que antes era una retribución, tenía que tener la retención a la Seguridad Social, es que si no hubiera sido..., ahora se habla mucho de pagos que no tienen retenciones a la Seguridad Social, ¿verdad? Pues aquí se quiso hacer como hay que hacerlo, es decir con la retención a la Seguridad Social".          M.D, Ozores de Cospedal.
     Ni en el mejor momento de Antonio Ozores, surrealista y esperpéntico, se le hubiera ocurrido una perogrullada como esta. Él era cómico y se ganó la vida haciendo reir, provocando la risa con personajes estrambóticos y discursos cantinfleros.
     Ella no es cómica, gana muchos miles de euros y de varias nóminas blancas y negras (como los perritos que estaban detrás de la escoba), provoca reacciones contrarias (a mi, estupor), pero ha superado al gran Ozores en un mensaje que no tiene nada de gracia dentro del caso Bárcenas y cuyas consecuencias son imprevisibles si la justicia obra con la vara y el brazo inflexible.
     Así, no. ¡No, hija, no!
    

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada