sábado, 20 de abril de 2013

Dos justicias

     Así no vamos, el personal se va a cabrear, y ¡que no pase a mayores!
     Cuando por robar una tarjeta de crédito y comprar alimentos de primera necesidad, vas a la cárcel y te indulta el gobierno en el último minuto y por otra parte la Pantoja se los lleva a espuertas y la condenan a dos años, solo dos años, para que no deba ingresar en prisión, mal vamos. Isabel es una condenada que deberá abonar una multa de más de un millón de euros, y no va al trullo. Y la chica por un delito de menos de cuatro cifras, casi la enchironan, porque condenada a ir a la cárcel estaba.
     Cuando Bárcenas no está en preventiva ni siquiera, cuando imputar a la infanta ha costado dios y ayuda, cuando Urdangarín quiere trabajar de entrenador sin titulación, para, como los avestruces, esconder la cabeza, mal vamos. Por cierto, la infanta no se iba a Catar, pero al final parece que no se va a privar.
     Esto es un despendole. Que a la gente con los problemas de las preferentes, con los problemas de paro que estamos padeciendo, se les esté toreando de esta forma, es para "jartarse". Porque si te están toreando, eres un/a cornudo/a, en la peor acepción de la palabra. Y en este caso, encima de cornudo, "apaleao".
    

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada