viernes, 6 de septiembre de 2013

Pollastre

    Está hospedada la Orquesta Tureskan en Hellín en la única pensión que encuentran libre. Un hospedaje en un edificio singular, un antiguo hostal cuyo centro era un pasillo que al final arrancaba en una escalera que daba al retrete común. Las habitaciones se situaban a un lado y otro del pasillo. Se acomodan y el Chavarrí que tiene necesidad de acudir al excusado sube por la escalera y se alivia.
     Al bajar, la posadera está ofreciendo a los miembros de la orquesta el menú para la cena. Pueden cenar un hervido y una salsa de pollo que tengo preparada, o una tortilla de patatas y pollo,... El Chavarí, cuando escuchaba "pollo" negaba con la cabeza: "pollo no, señora, otra cosa". Y la buena posadera volvía a ofrecer patatas fritas con pimientos y la salsa de pollo. Y el Chavarrí, que no, que pollo no.
     La pobre señora ya no sabía que ofrecer para combinar con el pollo. Juanito, coge del brazo al Chavarrí y se lo lleva aparte para que no oigan la conversación:
     -Chava, que collons te pasa, que no vols pollastre?
     - Juanito, vinc del vàter i no vull pollastre.
     - Per qué? Vaja quina mania!
     - Mania? El retrete es de forat i la merda cau al corral i els pollastres i les gallines se fan un "pap" picant i menjant-se lo que caguen els huéspeds! Que ho he vist, jo!
     Y Juanito, acabó la conversación que se había metido en un callejón sin salida.
      - Señora, ¡la última vez que comimos pollo nos sentó mal, y esta orquesta lo tiene prohibido! Así que...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada