lunes, 10 de septiembre de 2012

Visitando bodegas

     Va a empezar la vendimia en serio. Hasta ahora las variedades más tempranas han entrado en bodega, en lo que los castizos pinoseros llaman "la verma de Fransia". Pero nuestro monastrell está en las cepas todavía esperando el punto óptimo de maduración.
     Años atrás, cuando sobraba dinero para hacer gilipolladas, en fechas como éstas, a un alcalde asesorado por una empresa que se llevaba calentito su buena ración de euros mensuales, le dió por hacer visitas institucionales a todas las bodegas del Término Municipal. Para promocionarse en la tele local y demostrar que la agricultura, que nuestros vinos eran objeto de sus desvelos y preferencias. Y aquello resultaba peripatético.
     Unas semanas antes se citaba a los presidentes, bodegueros, enólogos, empresarios (aunque alguno de ellos no cumpliera la legalidad y fuera objeto de críticas del sector) y se les emplazaba tal día a tal hora. Los bodegueros y enólogos de bata blanca impoluta, los directicos, presidentes y empresarios bien "mudaos". Una bodega a una hora de la mañana, otra dos horas después, otra por la tarde...
     Y en el Ayuntamiento se formaba la comitiva. Un representante de la empresa de comunicación que asesoraba al alcalde y un cámara de televisión salían delante en un coche para grabar la llegada a la bodega del resto de la comitiva. Luego el coche oficial y otros de correveidiles y adláteres, con otra cámara de seguimiento casi a nivel de primer plano del alcalde saludando a trope y a moche a los sufridos que esperaban la llegada de Mister Marshall, que con cara circunspecta escuchaba las explicaciones de las bodegas de toda la vida de Pinoso, lo que hacían y los proyectos de futuro y los problemas del pasado. Luego todo esto se montaba con el único fin de pasarlo por la tele local y que el pueblo viera y algunos no entendieran el motivo de esta sinrazón. Dinero y más dinero, tiempo y más tiempo ocupado en la imagen y nada en el fondo. Pero eran otros tiempos, ahora ni se le ocurriría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada