jueves, 6 de septiembre de 2012

LSJ (II)

     He tardado tres semanas en volver a entar al blog, pero la dedicación a la Señorita Julia ha sido tan intensa, que no he tenido tiempo, ni evasión mental suficiente para volver a escribir. Pero el trabajo ya está realizado, al menos, en lo tocante a España. Ahora queda rematar en Mèxico.
    Desde la anterior entrada de LSJ (I) ha habido modificaciones. El reparto inicial ni se parece al definitivo. Tomàs y Elena, por problemas de trabajo no podían viajar en octubre a Mèxico y ni llegaron a ensayar. El papel de Juan lo va a interpretar Pascual Carbonell, quien en principio tenía previsto, pero una gira de más de un mes este verano me lo alejaba del proyecto. Finalmente su gira acababa el 12 de agosto, y Silvia Romero retrasó algo su llegada de forma que pudo incorporarse a la obra. Pascual, como yo, ya conocíamos a Silvia hace seis años, en el último viaje que hicimos con Taules a Durango. La pareja protagonista estaba servida. Y el tercer personaje, fue cuestion de una llamada telefónica. Mariló Poch dijo un sí quiero, a la primera. Con Mariló he trabajado hace mucho tiempo en el teatro universitario, fue incluso mi mujer en El Método Górritz, y he seguido su carrera teatral tanto de actriz como docente y era la Cristina de la obra que faltaba. A los dos, gracias por aceptar la invitación y felicidades por el trabajo realizado.
     Estos ensayos han sido los más intensos de mi vida teatral. Nunca había ensayado ocho horas diarias, en sesiones de mañana y tarde, pero trabajando a diario el triple que en un ensayo normal, he disfrutado el triple que en un montaje normal. Y he experimentado la sensación de que cuando te embarcas en una vorágine que a la fuerza ha de dar resultados, le dedicas todo el empeño, y todo sale. Repitiendo, ensayando, matizando, repitiendo, buscando, probando, ensayando,... ¡Qué felicidad!
     Ya solo nos queda un ensayo general y lo haremos el sábado en Alicante, para que lo vean amigos de la capital. Luego un parón de un mes y a volar a Durango. Dos días de ensayos generales allá y una gira por cuatro ciudades del estado. Y de regreso a España, espero que con la sonrisa de haber acertado en la propuesta ante el público mexicano.
     Luego en enero y febrero el espectáculo se podrá ver en España, volverá Silvia Romero, e intentaremos tener funciones, a pesar de la puta crisis. En Pinoso ya está cerrada la fecha del viernes 18 de enero de 2013.
     Termino agradeciendo la labor de Susana la Guerrilla en el vestuario. Después del "goya" por el vestuario de Antígona, volver a trabajar con ella me ha reafirmado en su gusto y en su saber. A Carles Esquembre por el cartel, a François Orsero, novio de Silvia y fotógrafo internacional por sus reportajes fotográficos, al Ayuntamiento y a la disposición de Belén Jara por facilitar en local de ensayo y por tener toda la amabilidad con nosotros. A Pas y Mariló, que juntos coponen la pareja de exiliados que emigraron a México y a La Señorita Julia, a Silvia Romero, gracias por todo. Por haber impulsado el proyecto desde allà, por haber dado el salto del charco, por ser una excelente actriz, por sus ojos tan bonitos, por ser comprensiva, amiga, por ser un bellezón mexicano, por no haber hecho más que empujar en la buena dirección, por no haber tenido un minuto sin una sonrisa. Es una cicactriz más de mi vida teatral.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada