lunes, 11 de junio de 2012

El bar del Jardín

     Parece que, al menos durante unos años, el bar del Jardín, lo que antiguamente era la ermita de San Antón, va a dejar de ser un espacio dedicado a los servicios de restauración. Pasa a ubicar la oficina municipal de Medio Ambiente y quizá en breve tiempo se ubique otra dependencia.
     Y es que desde Luis dejó aquel bar en la década de los ochenta, ese espacio privilegiado en el centro del Paseo de la Constitución, ha ido de mal en peor.
     De todo lo mal, lo peor es que el bar del Jardín, después de su remodelación, ha sido compensación de servicios prestados a concejales que perdían su puesto en las corporaciones municipales. Y una desdicha detrás de otra.
     Todo menos conceder el arrendamiento a verdaderos profesionales, que a poco que los políticos se hubieran esmerado en los pliegos de condiciones, se habrían presentado a las plicas, y una vez ganado el concurso, elevar la categoría del local. Ejemplos tenemos en Salinas y Monóvar.
     Durante años los alquileres se han compensado con gastos de conexiones a Iberdrola, mobiliario, aires aconcidonados, pero de "monea" poca y eso dice mucho de la mala gestión municipal.
     Se ha dado un giro de ciento ochenta grados. Llegará la Feria y el servicio de repostería tendrá que adjudicarse en casetas provisionales, pero ¿qué le vamos a hacer?Al menos el resto del año dejará de ser una desdicha.
   

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada