lunes, 4 de junio de 2012

Antígona (I)

     El 20, 21 y 22 de julio tendrá lugar el estreno de Antígona. Pero no en el teatro, en un teatro convencional, sino en un teatro natural que la mano del hombre labró en lo que es la zona del Aula de la Naturaleza de Pinoso. En la cantera restaurada, con un suelo de mármol y la piedra, tal y como se quedó tallada, detrás como decorado, veré cumplido uno de mis deseos.
     Porque esto de representar en lugar tan privilegiado es una idea que me ronda hace años. Ahora parece que se han dado las circunstancias que posibilitarán su ejecución. Un colectivo de mujeres con ganas de hacer teatro que darán vida al Coro, una pareja de protagonistas femeninas con todo el empaque que necesitan estos dos papeles y con algún fichaje de última hora -como hacen los clubes de fútbol- para los papeles masculinos.
     El vestuario, base fundamental para complementar tan magno escenario, será obra de Susana Hernández, amiga de la infancia, compañera cuando colaboro con Monte de la Sal, y sobre todo, torbellino de ilusión, que diseña, cose, compone, destiñe, le da té a vestuario, telas, de forma que personalizará un paquete importante del anhelado éxito.
    Y sobre todo he creído en la fuerza trágica de quien encarnará Antígona. Sandra García, que comenzó con nosotros hace unos años (La Asamblea de las Mujeres), que siguió conmigo más tarde (Quartet) y que desde el primer momento vi un diamante teatral, que tras unos estrenos y algunas funciones va mostrando sus aristas brillantes. En esta ocasión tiene un reto importante, pero con ella no arriesgo nada. Estoy seguro de que su trabajo y su respeto por el teatro va de nuevo a brillar en las tardes del estreno.
    En sucesivas entradas iré desvelando más pormenores del reparto y de la composición musical y de cómo se verán estas representaciones, horarios, normas para que todo salga con la excelencia que requiere un esfuerzo como éste. Pero podéis marcar en la agenda o en el calendario estas fechas. Tan solo podrán asistir 180 espectadores por día y la espectación, y eso que acabamos de empezar, es óptima. Atentos/as y que no os lo cuenten.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada