miércoles, 21 de diciembre de 2011

Lotería y partidos

     Con la llegada de la democracia y los partidos políticos, una de las formas de financiación de éstos, era y es la lotería nacional. Con un suplemento, llamado estafa, se consigue algo de dinero para pagar el alquiler de la sede, la luz y el agua, reducir el préstamo de campañas electorales...
     En los albores de esta nueva etapa democrática en Pinoso, el entonces líder de  A.P. (Alianza Popular,  para los más jóvenes), el conocido J.J.O., adquirió seiscientas mil pesetas de lotería para que la directiva la vendiera como hacía el resto de partidos políticos.
     Y llegó tal día como hoy para recoger el dinero y liquidar en la administración la deuda. Y todas las excusas valían. No he replegat els diners. Me'n deuen molta. Algo tinc en casa, però es que he gastat algo i m'en falta...
      Así, uno que tenía una tienda de ropa, otro que era hermano de un industrial del calzado, otro que tenía una empresa de servicios, otro que era peón albañil, etc... fueron escurriendo el bulto y al que había dado la cara, le tocó apoquinar las seiscientas mil del ala, a la espera de recuperar sino todo, al menos una parte.
      Y la frase que cerró el vano intento de ganar algunas pesetas para la causa:  A l'any que ve, qui vullga jugar a la loteria, jo li donaré la direcció de l'administració! Allà als ous!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada