lunes, 23 de abril de 2012

Manipular

    Esta ni la comentaron en campaña. Porque aquello de que los recortes no afectarán ni a la educación ni a la sanidad, hasta la saciedad se lo dijeron a la sociedad. Y cuando se recalca mucho un mensaje, tiene mucha probabilidad que al día siguiente de ganar todo sea al contrario de lo predicado. Es lo del digo Diego.
     Pero de la televisión pública, al menos yo no leí ni escuché posicionamiento alguno. Y no han tardado en hacer cantar a la gallina.
     El Presidente de la Corporación Pública RTVE por primera vez en la historia no lo elegía el partido reinante, sino que se cambió la norma en la legislatura anterior para que fuera el Congreso de los Diputados y por una mayoría de 2/3 el que lo eligiera. O sea, era un candidato de consenso, para evitar directrices monocolores en el ente público.
     Yo he disfrutado durante cuatro años de pluralidad informativa, de buena televisión pública, sin anuncios, variada, de calidad. La pregunta es: ¿por qué esto que es bueno para todos tiene que durar? Ha llegado Atila y por donde pasa su caballo no vuelve a crecer la hierba.
     Van a volver a nombrar ellos al Presidente, sin contar con el resto de grupos políticos, va a volver la publicidad, va a volver el control informativo. Y de momento no me manifiesto sobre la calidad y la programación porque es mejor dejar mear al macho. Dentro de unos meses, no necesitará más el nuevo presidente elegido dedocráticamente para dejar su impronta, hablaremos.
     Si el PP organizara la procesión de los pasitos, la llamarían la procesión de los pasitos atrás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada