domingo, 9 de octubre de 2011

Reme

    Si en Pinoso hubiera playa o un pantano y alguien con un bote se estuviera ahogando, solo con gritar ¡reme!, se salvaría. Además de ordenar remar a los compañeros de bote, tendría el hipotético auxilio de más de un centenar de Remes.
    Y estas santas, celebran su onomástica un siete de octubre, advocación del Rosario. Será porque las dos comienzan por "r".
    No entiendo por qué no lo celebran el ocho de agosto, fiesta mayor de Pinoso, todos "mudaos", misa pontifical, procesión, castillo de fuegos artificiales, ché, ¡fiesta local!
    En Aspe y en Alicante es el cinco de agosto, advocación de las Nieves, ¡con el calor que hace en agosto!, en Monòver el ocho de septiembre. Ellos como en Pinoso, pero un mes después.
     Ante tal albedrío para celebrar la advocación del Remedio, que en google dice que es el segundo domingo de octubre ¡nyas, coca"! mejor optar por que en Pinoso sea el ocho del ocho. ¡Digo yo!
     Quiero aprovechar esta entrada para comentar la fiesta del viernes pasado. 160 años después se conmemora que Pinoso optó por designar Patrona a la Mare de Déu del Remei. ¿Y celebrar el 160?
     Cuando pregunté el por qué de esta celebración tan atípica -nadie celebra  un aniversario así- me quedé santificado con la respuesta: Es que se nos pasó celebrar el 150 aniversario, -que hubiera tenido más sentido-, y dijimos, pues el 160.
     Si hubieran esperado un año más, el 161 hubiera sido capicúa y para los superticiosos...
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada