martes, 17 de enero de 2012

Comparecencias

     Vaya por delante, que me parece la comparecencia una forma cobarde de presentarse ante la audiencia televisiva. Pero claro, si eso o nada, es un trágala que se les da como única opción. Imaginaba que de seguir Telepinós su singladura, el debate iba a sustituir, o al menos a complementar, tan aburrido tipo de espacios televisivos.
     Los telespectadores de la emisión local están sufriendo, pleno tras pleno, una retahíla de comparecencias tediosas, insustanciales y esperpénticas.
     Me comentan, porque yo no la vi, que en la última del P.P., el anterior alcalde espetó que le gustaría ver el último Cabeço de esta legislatura, para comparar lo que hizo él con lo que hará Lázaro en cuatro años.
     Primero, si cae el actual alcalde en la megalomanía de publicar un especial fin de legislatura como hizo José Mª, dirá muy poco de él y del nuevo coordinador César Pérez, que tendrá en esa acción la misma responsabilidad que tuvo José Antonio Pérez en aquel. A mi juicio, un boletín de información municipal no puede ni debe estar al servicio de resúmenes pre-elecciones, para favorecer al partido que está en el poder en ese momento.
     Pero al tema: ésta bobada, presuntamente pronunciada, tiene la misma inconsistencia que si Francisco Camps, (hoy en el banquillo de los reservas) le espetara a Alberto Fabra, que quisiera ver lo que hace el nuevo Molt Honorable al final de esta legislatura.
     ¿Tendría que hacer Fabra otra Terra Mítica, otro aeropuerto sin aviones, otra Ciudad de la Luz, otra Ciudad de las Ciencias, otro circuito urbano de F1, otra Copa del América, otras burradas más...?
     Ahora, tanto en la Comunidad Valenciana, como en Pinoso, toca estrujarse el coco para salir indemnes de la ominosa deuda en la que nos han sumergido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada