lunes, 14 de noviembre de 2011

Confirmar

    Nadie que no tenga 18 años puede comprarse un piso, puede trabajar, puede disponer de una herencia, ni vender una propiedad donada. Vamos, que es un sujeto congelado hasta que cumpla la mayoría de edad.
    Mi hija ayudaba este verano a un conserje de las piscinas, con hernia discal, a recoger los papeles del suelo al acabar la jornada de baño. El chico, amable, le daba unos euros por aliviar su tarea cada jornada. Y llegó hasta oidos de la concejalía de deporte, que prohibió que una menor de edad "trabajara", primero porque estaba prohibido y segundo porque estaba feo. ¿?
    Mi otra hija necesitaba el carné jove para unos descuentos en transporte urbano y tuve que pedirlo y firmarlo yo, porque ella es menor de edad, aunque le falta menos de un año. Un carné inocuo con el que no puede pagar ni comprar nada, solamente es para enseñarlo y obtener unos euros de descuento.
    En cambio el sábado 5 de noviembre, unos cuarenta jóvenes de Pinoso recibíeron la Confirmación.
    No solo les hicieron cristianos y católicos a los pocos días de nacer, sin su permiso. Fueron sus padres los que les afiliaron a esta religión. Cuando cumplieron los diez años (antes siete), sin saber donde iban, fueron a hacer la Primera Comunión. El vestido de novia/almirante infantil, los regalos, el banquete, son los aditamentos de esta fiesta católica que ocasiona unos gastos desmedidos a la familia. Pero antes de que la ley les reconozca la mayoría de edad, todavía este invento de proselitismo atroz y sin medida, les pide una confirmación de todo lo anterior.
     Si no te confirmas, no puedes acceder al resto de sacramentos, como el del matrimonio católico.
     Como dés ese paso, el borrarse de esta religión cuesta Dios y ayuda, y el primero no se si está por la labor, pero los que le representan en tierra firme, son de un cenutrio... Apostasía se llama a renunciar a la fe recibida en el bautismo. Y por mucho que la pidas oficialmente, no te llega el papel que borra de todos los ficheros católicos tu nombre. Y luego se habla de la ley de protección de datos. Si cualquier otro estamento cometiera esta ilegalidad, la policía ya estaría de por medio, enchironando a los causantes. Tengo un amigo que ha pedido formalmente y por escrito hasta cuatro veces que le confirmen su apostasía y le han salido canas esperando.
    Y digo yo: si a estos/as jóvenes le quedan unos meses para cumplir la mayoría de edad legal, oficial, penal, ¿no puede la Iglesia Católica esperar a que confirmen el contrato cuando la ley civil les respalde?
     Es increible tamaño despropósito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada