miércoles, 9 de noviembre de 2011

Ortografía

     Mi amigo Pepe Hernández, además de asiduo lector del blog -junto a su señora- es mi más estimado corrector ortográfico. Me detecta y me comunica todos los errores, algunos mecanográficos, otros de los que no tienen perdón. Yo los corrijo a vuela pluma y me flagelo virtualmente.
     Mi amigo, el arquitecto Jordi Soliva, hijo de Ramón Soliva -que tiene dos entradas en este blog- me remitió el otro día una regla ortográfica y con su permiso voy a reproducir la nota, para que sirva de aclaración y porque vienen elecciones y aunque los candidatos con opciones son hombre, tiempo vendrá en que una mujer presida por primera vez el gobierno de España.
     Esta regla dice: En español, el plural en masculino implica ambos géneros. Así al dirigirse al público no es necesario ni correcto decir "compañeros y compañeras", "hermanos y hermanas". Nuestros políticios y/o comunicadores continúan con el error. Decir ambos géneros es correcto solo cuando el masculino y el femenino son palabras diferentes, por ejemplo: "hombres y mujeres", "toros y vacas", "damas y caballeros", etc. Ahora viene lo bueno. Detallito lingüístico: ¿Presidente o Presidenta?
     En español existen los participios activos como derivados verbales. Del verbo atacar, es atacante; el de sufrir, sufriente; el de cantar, cantante; el de existir, existente, etc. Por lo tanto, a la persona que preside, se le dice presidente, no presidenta, independientemente de su género.
     Se dice capilla ardiente, no ardienta. Estudiante y no estudianta. Adolescente y no adolescenta. Paciente y no pacienta. Juez y no Jueza. Comerciante y no comercianta. Cliente y no clienta.
     Un mal ejemplo sería: La pacienta era una estudianta adolescenta sufrienta, representanta e integranta independienta de las cantantas y la velaron en la capilla ardienta existenta. Que mal suena ahora presidenta, ¿no?.
    La nota la firma V. Molina. Licenciado en Castellano y Literatura y no en Castellana y Literaturo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada